Testimonios y Experiencias
DIFERENCIAS ENTRE LA ACUPUNTURA COREANA Y LA ACUPUNTURA CHINA 

Aquí pueden encontrar testimonios, artículos y experiencias de alumnos y profesionales que han sido formados en nuestra Escuela o bien han asistido a seminarios tanto de Acupuntura como Manopuntura Coreana, Pulsología y Seminarios.

Medicina Tradicional Coreana / Medicina Tradicional China

José García García

 

Ambas medicinas tienen el mismo origen y la misma fuente: los textos antiguos.

En ambas se usa fitoterapia y acupuntura, incluyendo moxibustión y auriculoterapia, en la Medicina China se incluye el masaje.

Concepto principal:

  • Diagnóstico común basado en la observación, interrogación y palpación.

Se basa en la existencia de los meridianos y colaterales y se utiliza la Teoría de los Cinco Elementos, órganos y vísceras, seis niveles, cuatro etapas, , sangre, energía, agentes externos y patógenos internos para explicar la bioenergética, la relación de la persona con el universo, etc.

Cuando se produce la falta de equilibrio en el funcionamiento complejo del ser humano, entendiéndose que todo desequilibrio continuado tendrá consecuencias y se manifestará en tal o cual enfermedad (nosotros en bioenergética no entramos), hablamos de la afectación del meridiano o canal, de uno o de varios.

Aunque tienen el mismo origen, la Medicina China actual, influenciada por la fitoterapia, utiliza más el concepto de los (órganos-víscera), mientras que en la Medicina Coreana, e incluso en alguna escuela de Medicina China, siguen utilizando la Teoría de los Canales.

  • Tratamiento (restauración del equilibrio energético)

Se utiliza la inserción de agujas, aplicación de moxa, masaje (Medicina China), prescripción de fitoterapia, para conducir de nuevo a la persona al equilibrio perdido.

  • Consejos nutricionales, de comportamiento y de cuidados personales.

Ambas tienen básicamente la misma intención, que en el fondo es la que lleva al ser humano al equilibrio y para que lo pueda mantener en el tiempo.

He hecho una breve introducción, sin entrar muy profundamente, a fin de que se pueda comprenden sin tener conocimiento en la materia.

He de decir que soy conocedor de la Medicina Tradicional China y que he ejercido siempre con ella hasta que encontré la Medicina Tradicional Coreana, desde entonces es la que utilizo en mis tratamientos.

A mi entender, la Medicina Tradicional Coreana utiliza el concepto de constitución. Entiéndase que, según la medicina Tradicional Coreana, todos los seres humanos tenemos una constitución que no cambia nunca, y que todo desequilibrio va a depender de esta constitución (Teoría de las Cuatro Constituciones), incorporada por el legendario Doctor Lee Je-ma. El tratamiento a realizar va a depender de la constitución de cada individuo.

Otra diferencia y no menos importante, es que en la Medicina Tradicional Coreana, el diagnóstico y el tratamiento no se realizan sin la confirmación de los pulsos. En la Medicina Tradicional China se habla también de pulsos, pero la mayoría de acupuntores no la utilizan, o la utilizan poco, o con interpretación diferente, eso sin negar que haya buenos profesionales.

En cuanto al tratamiento acupuntural, la Medicina Tradicional Coreana, sólo utiliza puntos de los Cinco Elementos, y la Medicina Tradicional China utiliza recetas y puntos en todo el cuerpo.

En fitoterapia, ambas utilizan básicamente la misma metodología y las prescripciones antiguas simples o con modificaciones. En la Medicina Tradicional Coreana incluye el concepto de constitución, por lo que ante un mismo desequilibrio el tratamiento dependerá de la constitución personal.

Siempre según mi experiencia, tanto en la Medicina Tradicional China como en la Medicina Tradicional Coreana son muy eficaces en la consecución del equilibrio bioenergético del ser humano. Esta restauración energética depende mucho del acupuntor.

En mi práctica clínica, he podido observar que con la Medicina Tradicional China se consigue llegar hasta un nivel de equilibrio, a veces siendo necesarias dos o tres sesiones a la semana durante largo tiempo. Ahora utilizo la Medicina Tradicional Coreana (sin la Manopuntura) y consigo una recuperación rápida y profunda del equilibrio, con solo una sesión por semana.

José García García

Licenciado en MTC por la F. Europea de MTC. En colaboración con la Universidad de Yunnan.

Master en Fitoterapia China  por la Universidad de León.

Experto en Acupuntura Escuela Van Nghi

Alumno del curso de Pulsología avanzada para profesionales del Maestro Song Dal Yong.

Medicina Tradicional Coreana / Medicina Tradicional China

Marisa Baeza

Algunas diferencias en la práctica de la Acupuntura Coreana y la Acupuntura China.

Ambas culturas comparten textos clásicos originarios y ancestrales, aunque difieren en el enfoque teórico, en el diagnóstico y modos de tratamiento.

Veamos. En la área teórica ambas comparten bases clásicas, en la Acupuntura Coreana, además, se amplia y profundiza la relación de los Cinco Elementos y los puntos Shu antiguos.

En cuanto al diagnóstico, la mayor diferencia es el enfoque constitucional que es propia de la Medicina Tradicional Coreana, el diagnóstico a través de los pulsos, la observación de la fisionomía y estado emocional de la persona. Todo ello la hace muy efectiva para diagnosticar la raíz de los desequilibrios entre mente-cuerpo-espíritu.

En la observación de los pulsos, la base teórica es similar. La Acupuntura Coreana difiere en la relación y aplicación del tratamiento de órganos y vísceras.

En cuanto a la aplicación del tratamiento, en la Acupuntura Coreana se puntura sólo en las extremidades y con un número reducido de agujas, en la Acupuntura China se puntura en todo el cuerpo y con un número mayor de agujas.

En mi opinión, la aplicación de la Medicina Tradicional Coreana no es mecánica, es muy personalizada y única, está adherida a los textos clásicos y al conocimiento experiencial. La aplicación de la Medicina Tradicional China está basada en los clásicos y en la experiencia, aunque más influenciada por la medicina occidental.

 

Marisa Baeza

Diplomada en Acupuntura Coreana por la Escuela de Acupuntura y Manopuntura Coreana.

Estudios de Moxibustión, Ventosas y Auriculoterapia en la Escuela de Acupuntura y Manopuntura Coreana.

Curso de Pulsologia avanzada para profesionales del Maestro Song Dal Yong.

Diplomada en Medicina Tradicional China y Acupuntura por Cenac (1999)

Medicina Tradicional Coreana / Medicina Tradicional China

Sergi Cordón

Entre la Medicina Tradicional Coreana y la Medicina Tradicional China existen algunas diferencias. Las dos diferencias principales son:

  1. La Medicina Coreana, a diferencia de la Medicina China, determina cuatro constituciones que agrupan a todos los seres humanos. La constitución viene dada desde el nacimiento y no cambia durante la vida. Esto permite hacer diagnósticos y tratamientos, pautas de estilo de vida y de alimentación, muy personalizados y eficaces.

  2. Difieren en el método de tratamiento y de diagnóstico. Cuando acudimos a una consulta de Medicina China, el acupuntor nos hará una larga lista de preguntas para a partir de ahí sacar las conclusiones de que se debe tratar. La acupuntura Coreana tiene en cuenta los síntomas, pero le da mucha importancia a la toma de los pulsos y a las palpaciones de los puntos sensibles para emitir un diagnóstico.

Si bien las tres cosas, síntomas, pulsos y palpaciones, se tienen en cuenta en ambas medicinas, se priorizan de forma diferente.

La Acupuntura Coreana y la Acupuntura China utilizan diferentes técnicas de puntura. Veamos un ejemplo de caso clínico para, a través de él, explicar estas diferencias:

Paciente con dolor de rodilla: 

Según la Acupuntura China se debe buscar la causa de este dolor en la humedad, el frío, el calor, que afectan a esta articulación, si el dolor aumenta de día o de noche, con frío o con calor, andando o en reposo, etc. Si por ejemplo se determina que es la humedad que afecta a la rodilla, se eligen puntos generales del cuerpo que eliminen la humedad en general. Después se decide que meridiano está afectado en función de la zona de dolor y de los pulsos. Se colocan las agujas en puntos distantes, lejos de la rodilla pero en el meridiano afectado que pasa por ella. Por último se punturan los puntos locales en la misma rodilla afectada. Los puntos que se punturan suelen ser bilaterales, en los dos lados del cuerpo, se ponen los mismos puntos. En los tratamientos, a veces pueden superar las 20 agujas por paciente.

Una vez hecho el tratamiento, se ayuda con moxibustión o calor local, además de tratamientos con hierbas. Al finalizar se suele notar una leve mejoría, para una mejoría importante son necesarias muchas sesiones.

Veamos el mismo caso clínico con tratamiento de Acupuntura Coreana:

Para un dolor de rodilla (o cualquier otro problema), mediante la toma de pulsos principalmente, se determina dónde está el desequilibrio en el organismo del paciente, que órganos trabajan demasiado, qué órganos trabajan poco. A través del tratamiento de los puntos antiguos de los Cinco Elementos es posible regular el flujo de energía y sangre por todos los canales del cuerpo, restituyendo así el equilibrio. Por lo general, se colocan de cuatro a ocho agujas y sólo en un lado del cuerpo, seguidamente se revisan de nuevo los pulsos para comprobar si han cambiado y se han armonizado. El dolor suele remitir a los pocos segundos y la curación es rápida y eficaz, es a nivel profundo, porque se ha tratado el dolor de rodilla además de todo el organismo.

En este caso, el paciente tenía hipotiroidismo y no lo había comentado. En la segunda sesión explica que, en la nueva analítica hecha después de la sesión anterior con acupuntura, los valores de la tiroides se habían normalizado. El tratamiento se realizó para aliviar un dolor de rodilla, pero se ha tratado el organismo en su globalidad.

En resumen:

  • La Acupuntura Coreana utiliza pocas agujas y los resultados son muy eficaces y duraderos.

  • La Acupuntura China se guía por el síndrome que provoca el desequilibrio de base y da más importancia a los síntomas. La Acupuntura Coreana se guía por el desequilibrio profundo de los órganos (apreciable en los pulsos si se tiene experiencia) y actúa tanto en la raíz o causa de la enfermedad, como en los síntomas.

  • Los consejos dietéticos o de estilo de vida que indica la Medicina China son generales para todas las personas por igual. En la Medicina Coreana es personalizado según las Cuatro Constituciones, y da pautas concretas para que cada individuo pueda mejorar su salud, revertir y prevenir la enfermedad en su día a día.

  • La Acupuntura Coreana ofrece resultados y alivio del dolor desde el principio del tratamiento. En la Acupuntura China la mejoría es progresiva. En la Acupuntura Coreana se vuelve a comprobar el pulso después de colocar las agujas y se pregunta al paciente si el dolor ha mejorado, así se comprueba si el tratamiento es el correcto. En la Acupuntura China el resultado no es tan inmediato, es progresivo, no se acostumbra a comprobar los pulsos después de colocar las agujas para saber si el tratamiento elegido es el correcto.

 

Sergio Cordón Delgado, Acupuntor

Graduado en Medicina Tradicional China. Escuela CENAC. Barcelona.

Curso de Acupuntura zonal para el dolor.

Curso de Masaje Chino TuiNa y fitoterapia China. Escuela IFP sanitaria Roger de LLuria. BCN.

Estudios de Acupuntura Coreana. Escuela de Acupuntura y Manopuntura Coreana. Barcelona.

Curso de Manopuntura Coreana.

Miembro de A.C.A.M. Asociación Catalana de Acupuntura y Manopuntura.

VENTAJAS DE LA  ACUPUNTURA COREANA

José Luis Zapata

 

Hace más de diez años que me dedico a la acupuntura. Durante todos estos años he tenido la oportunidad, unido a mi interés por conocer distintos tipos de acupuntura, tanto china, japonesa y coreana, de trabajar y experimentar los efectos de los diferentes sistemas de acupuntura. Y aunque no destacaría de entre estos sistemas a uno como el mejor - ya que todos los sistemas de acupuntura bien realizados son buenos- sí que hay un sistema que me ha cautivado por su profunda comprensión de los textos clásicos y por su eficacia inmediata, esa es la acupuntura Coreana.

A día de hoy, la acupuntura Coreana es una gran desconocida. Todos lo sistemas de acupuntura están basados en los textos clásicos como el Neijing, Nanjing, Suwen, Ling Shu, Shan Han Lun, etc. Hay sistemas que por circunstancias políticas y/o sociales, como por ejemplo en China, hacen que tengan una interpretación  más occidentalizada de los textos clásicos, siendo la acupuntura Coreana uno de los pocos sistemas de acupuntura que conservan aún en su teoría y práctica un visión más clásica y original de los textos clásicos,

El objetivo de la acupuntura es regular energía y sangre. Ésta es una gran diferencia con la acupuntura Coreana, que se centra en la sintomatología del vacío, plenitud, energía y sangre, que es donde actuamos con la acupuntura, haciéndolo de más fácil comprensión, más preciso en el diagnóstico y por lo tanto consiguiendo un tratamiento más acertado, reduciendo la cantidad de puntos y agujas y con efectos más rápidos.

Otra gran diferencia que he encontrado en la acupuntura Coreana con respecto al resto es en el diagnóstico, donde cabe destacar su gran desarrollo y profundo conocimiento en el pulso,  jugando un papel muy activo a la hora de  seleccionar los puntos a tratar, además de la palpación de los puntos de acupuntura y los meridianos.

 

En acupuntura se estudia los 28 tipos de pulsos. Este sistema de diagnóstico es el más difícil de aprender por su complejidad a la hora de interpretar los diferentes tipos de pulsos, dependiendo  mucho de la habilidad del acupuntor y de su destreza al sentir si un pulso es rugoso, filiforme, corto, cuerda, etc. Se necesitan  años de práctica y sobre todo un buen Maestro que nos guíe en este arte a través de sus manos.

En mi caso tuve la gran suerte de estudiar durante tres años con el Maestro Song Dal Yong.  Durante esos tres años nos guió de forma rigurosa en esta práctica a través de sus pacientes. El Maestro Song Dal Yong les tomaba el pulso, luego nos hacía que se lo tomáramos nosotros y nos preguntaba a cada uno qué habíamos sentido. Posteriormente nos corregía a cada uno de nosotros haciéndonos tomar de nuevo el pulso al paciente y, a través de sus manos, nos guiaba en la forma correcta de tomarlo, nos explicaba lo que él había sentido y lo que debíamos observar. Por último, trasladábamos toda esta información a la práctica y veíamos como el dolor de esa persona cambiaba al instante. Considero que si no es de esta manera, es muy difícil llegar a ser un experto en el diagnóstico del pulso.

Es por eso que es a través del pulso por donde vamos a detectar qué órgano o víscera se encuentra en vacío o plenitud, si tiene afectado su aspecto de Qi o sangre y su relación con los diferentes canales y órganos. Todo esto, junto con la anamnesis,  hace que sea una acupuntura de alto nivel.

 

También es importante mencionar dos métodos de acupuntura Coreana que se diferencian del resto y que hacen que su conocimiento nos haga ser más precisos en el diagnóstico y en el tratamiento, seleccionando los puntos más adecuados para ese paciente en su caso, utilizando muy pocas agujas  mayoritariamente en un sólo lado del cuerpo. Estos son el sistema Saam y el sistema de cuatro constituciones de Dr. Lee Je-ma:

El primero desarrollado por un monje coreano hace más de 500 años, llegó a un entendimiento de la teoría de los 5 elementos de una forma mucho más profunda y dinámica. La acupuntura Saam se basa en los conceptos tradicionales de Um-Yang, Cinco Elementos, Zang-bu (órganos y vísceras), qi y meridianos. El tratamiento de acupuntura Saam no se puede separar de estos puntos de vista. En particular, implica la aplicación de los cinco puntos shu de acuerdo con los ciclos de creación, control, sometimiento y contrasometimiento de la teoría de cinco elementos. Por lo tanto, no sólo se tiene en cuenta el meridiano afectado, sino que se mira la relación del meridiano afectado con los otros meridianos, como hemos dicho anteriormente basándonos en la anamnesis, pero sobre todo en el pulso. Esto hace que hagamos un tratamiento y diagnóstico más preciso y acorde con la condición de esa persona en ese momento en concreto, por lo que con muy pocas agujas y puntos, conseguiremos unos resultados mucho más efectivos.

 

El otro sistema es el del Dr. Lee Je-ma. Este sistema basa su diagnóstico y tratamiento según la constitución de la persona que tiene desde su nacimiento, es decir, se ve qué órgano está más fuerte  y cuál más débil, que hacen que la persona tenga unas características físicas y mentales que son innatas en esa persona desde su nacimiento. Por ejemplo: hay personas que son más anchas de cintura y más estrechas de hombros, o al contrario, más anchas de hombros  y más estrechas de cintura, o rectas, es decir, que tienen tanto  los hombros como la cintura igual de desarrollados. Éstas son características congénitas  de la persona desde que nacen y que no cambian en la vida. Se puede moldear, pero su tendencia será siempre la misma. Como nos decía el Maestro Song Dal Yong: “El eje de la Tierra no es perfecto, es decir, no es totalmente recto, tiene su inclinación, pues las personas que vienen a este mundo también tienen su inclinación”.

Sabiendo cuál es su defecto de nacimiento, podemos saber de dónde viene su problema y ser más concretos, ver si el problema se ha desarrollado desde su órgano más fuerte o el más débil. Por lo que el tratamiento, tanto con acupuntura, fitoterapia, alimentación, ejercicios, hábitos de vida, etc., serán únicos y personalizados para esa persona y su condición. El Dr. Lee Je-ma, se dió cuenta de que dos personas con el mismo problema, cuando le mandaba el mismo remedio, no siempre funcionaba y, después de releer los textos clásicos, llego a la conclusión de que cada persona tiene una constitución de nacimiento, por tanto los tratamientos deben ser acorde a su constitución. Por eso vemos a menudo que las recetas de puntos funcionan muy bien en algunos casos y otros no, siendo la misma patología y sintomatología.

Es importante no guiarse de las recetas y ser capaces de seleccionar tratamientos de forma más personalizada según el estado de esa persona. Una forma de conseguirlo es conociendo estos dos sistemas de acupuntura, dos  potentísimas herramientas para realizar tratamientos de un alto nivel con no más de 4 a 8 agujas, obteniendo mejores resultados, incluso en patologías que antes eran difíciles de tratar.

 

Mi opinión tras aprender en la escuela de Acupuntura y Manopuntura  Coreana del Maestro Song Dal Yong, es que te dotan de un sistema de pensar, de ser tú quien elaboras los mejores puntos para que el tratamiento sea el más efectivo y adecuado, sin necesidad de tener que comprar libros donde mirar recetas de puntos o averiguar qué patología corresponde y con qué síndrome. Te proporcionan las herramientas suficientes para poder tratar cualquier patología, muchas veces difíciles de tratar, te hacen más fácil la comprensión de las teorías antiguas y cómo aplicarlas.

Todos estos conocimientos hacen que mi nivel como acupuntor sea más elevado, proporcionándoles a mis pacientes una acupuntura de alto nivel.

Mi formación comienza hace 14 años en la Societat D´Acupuntors Catalunya y desde entonces he continuado formándome con diferentes maestro de nivel nacional e internacional, con el objetivo de adentrarme  cada vez más en este profundo arte de la acupuntura, junto con mi experiencia desde hace más de 10 años, hace que me esfuerce cada día en darles el mejor servicio a mis clientes.

 

José Luis Zapata

Experto Universitario en Acupuntura bioenergética y Moxibustión por la Universidad de Santiago de Compostela.

Acupuntor por la Sociedad de Acupuntores de Cataluña.

Manopuntor por la Koryo Hand Acupuncture de Seul.

Master Sistema Saam.                                                                                                    

MEDICINA CHINA,  MEDICINA COREANA: Diferencias en el uso de la Acupuntura

Juanjo Torres

La medicina china  y la medicina coreana parten de los mismos principios filosóficos y terapéuticos; éstos se basan en la interacción  del Yin y el Yang, y en equilibrar estas energías cuando se descompensan. Para esto, se usan diferentes herramientas como la acupuntura, moxibustión, fitoterapia, alimentación…

Partiendo de la misma base, la medicina china y la medicina coreana se diferencian en cuanto a la obtención del diagnóstico y el tratamiento de dolencias.

La medicina china da mucha importancia a  encontrar un síndrome; por ejemplo, calor de estómago, fuego de corazón, estancamiento de la energía del hígado, etc. En la práctica clínica, muchas veces se dan síndromes combinados, lo cual obliga a usar muchas agujas en los tratamientos con acupuntura.  Se  usan puntos en  ambos lados del cuerpo, abdomen y espalda. Si hay algún dolor, también suele pincharse la zona dolorida. Esto produce una activación en la circulación de la energía y la sangre de la zona afectada, lo que suele promover buenos resultados de manera progresiva.

La medicina coreana no da tanta importancia a la obtención del síndrome, y sí se la da en cambio a encontrar  la causa orgánica o visceral que ha generado el desequilibrio en la circulación de la energía y/o la sangre. Para el tratamiento de esta causa son necesarias pocas agujas en un solo lado del cuerpo y no suelen pincharse puntos del tronco. Si duele alguna zona,  ésta no suele pincharse, ya que la regulación de la energía y la sangre actúa de manera positiva sobre cualquier tipo de dolor con resultados excelentes e inmediatos.

Uno de los motivos por los que la acupuntura china usa más agujas, es porque en los tratamientos, además de puntos específicos, se usan puntos de índole general.

Esto no se da de la misma manera en la acupuntura coreana, ya que al haber obtenido un diagnóstico preciso y concreto, se puede saber que  órgano o víscera  está afectado y qué relación tienen con el resto de los órganos y vísceras. Para el tratamiento de este diagnóstico   se usan  los puntos shu antiguos (puntos de los cinco elementos), gracias a los cuales podemos regular el sistema orgánico/visceral de una manera rápida, efectiva y duradera.

¿Y cómo se puede lograr esta regulación? Tanto si hablamos de diagnóstico como de tratamiento, la acupuntura coreana se fundamenta en la ley de los cinco elementos; esta ley nos enseña la relación que tienen unos órganos o vísceras con otros, cómo se pueden nutrir mutuamente y colaborar  entre ellos. Si bien es cierto que en  la acupuntura china también se usa la ley de los cinco elementos, en la acupuntura coreana se aplica de una forma mucho más concreta: Primero se establece si el órgano o víscera afectado se encuentra en una condición  de  vacío o plenitud (insuficiencia o exceso), después se determina desde que órgano o víscera, madre o hijo se debe tonificar (en caso de vacío) o dispersar (en caso de plenitud) y además se consideran las relaciones de sometimiento y contra sometimiento  con respecto al órgano o la víscera afectado.

Este nivel de precisión con el tratamiento de los cinco elementos es posible gracias al método de la toma de pulsos aplicado en la medicina coreana, el cual nos da la posibilidad en la práctica clínica de establecer de una forma real y decisiva un tratamiento de acupuntura. Hay que decir que este método sólo se puede aprender a través de un profesor experimentado, que pueda enseñarnos  los matices y correcciones necesarias para su dominio.

Volviendo a la acupuntura china, en ella se suele usar el método de los 28 pulsos, aunque este método es más propio  para el diagnóstico  y tratamiento de  la fitoterapia y no tanto para la acupuntura.  (En la medicina coreana el pulso de los cinco elementos es específico para el diagnóstico y tratamiento de la acupuntura). Por consiguiente, vemos que la toma del pulso no es tan concluyente en la acupuntura china y normalmente se da prioridad a los síntomas y  la observación de la lengua, relegándose la toma del pulso para  la confirmación del diagnóstico. En el caso de que el pulso no confirme el diagnóstico, normalmente  prevalecen los síntomas y el examen de la lengua.

 

Otro concepto de diagnóstico y tratamiento que  aparece en la medicina coreana, es el de las Constituciones; este descubrimiento nos ofrece la posibilidad de conocer las tendencias fisiopatológicas innatas  del individuo, las cuales permanecen a lo largo de toda la vida; lo que  permite realizar tratamientos muy efectivos, a la vez que se pueden recomendar hábitos de vida como el ejercicio adecuado, consejos de alimentación y nutricionales, tipo de ducha, pautas psicológicas y emocionales, etc.

La medicina constitucional coreana da un salto cualitativo en cuanto  a la efectividad de sus tratamientos y la prevención de problemas de salud, ya que permite conocer el punto débil de la persona desde su nacimiento y fortalecerlo, superando con ello cualquier tipo de dolencia.

 

Juan José Torres Moscoso

Acupuntor programa Philippus de Extensión Universitaria por el RCU Escorial-Maria Cristina.

Especialización en Cuatro Constituciones, Master en Acupuntura de los Cinco Elementos Sistema Sa-am por la Asociación Catalana de Acupuntura y Manopuntura (ACAM).

DIFERENCIAS ENTRE LO QUE SE APRENDE EN LOS ESTUDIOS DE MEDICINA TRADICIONAL CHINA Y LO QUE SE APRENDE EN LOS ESTUDIOS DE MEDICINA TRADICIONAL COREANA

Sergi Cordón Delgado

Las medicinas orientales que utilizan la acupuntura comprenden las medicinas tradicionales Coreana, China, Tibetana, Japonesa y Vietnamita.

Todas ellas comparten un origen común, y su teoría es la misma. La acupuntura nace en Corea y se expande a los países vecinos, en China se escriben los libros clásicos que son considerados la base de la acupuntura, estos libros comprenden toda la teoría de la acupuntura y todas las medicinas orientales que usan la acupuntura se basan en ellos. Después con los siglos y las circunstancias propias de la historia de cada país, cada zona se diferenció en la forma de acupuntura que desarrolló.

La acupuntura china tenía y tiene grandes maestros que pasaban su conocimiento de forma secreta generación tras generación, pero la convulsa historia de los dos últimos siglos hizo que se perdiera gran parte de ese conocimiento y la acupuntura fue uniformizada y sintetizada. En otros países como en Corea, la acupuntura continuó desarrollando novedades e investigando, nunca perdiendo de vista a la acupuntura clásica.

Por éste motivo, la teoría que se aprende estudiando medicina Coreana, Japonesa o China es la misma, pero la manera en que se aprende a aplicar esa teoría a la hora de tratar pacientes, a la hora de aplicar las agujas y elegir los puntos es muy diferente. Es decir, la misma teoría se pone en práctica de maneras distintas.

 

En una escuela de acupuntura Coreana, se estudia con más detalle, se pone más énfasis en la teoría clásica, en las traducciones directas de los clásicos. Se le da mucha importancia a comprender el sistema energético humano, el equilibrio y desequilibrio entre los órganos y los sistemas del cuerpo, que cantidad de energía y sangre fluye por los meridianos, que cada órgano y cada parte tenga la que necesita y como re-equilibrar ese flujo para tratar la salud.

En la medicina China también se estudian los clásicos, pero se le presta más atención a la red de meridianos, los bloqueos que puedan estos tener en las zonas donde se manifiesta el dolor o la patología. Se estudian mucho los síndromes y su sintomatología asociada, mientras que la acupuntura coreana se centra en la causa del desequilibrio y no tanto en el síntoma que provocan. Por este motivo que en la acupuntura China se estudia con mucho más detalle el trayecto concreto de cada meridiano y sus bifurcaciones, los meridianos transversales, los tendinomusculares, y los meridianos distintos.

También se estudian los efectos concretos de cada uno de los 365 puntos de acupuntura del cuerpo humano. La acción concreta de cada punto es efectiva para tratar los síntomas.

En la acupuntura Coreana se estudia como combinar los 5 puntos Shu antiguos para conseguir un fuerte movimiento que re-equilibre la causa de la enfermedad.

En la acupuntura China se practica como pinchar en puntos poco frecuentes como debajo del globo ocular, debajo de la lengua, en el perineo, puntos incómodos y peligrosos; en la acupuntura Coreana mayoritariamente se usan los 5 puntos Shu antiguos entre los codos y las manos y las rodillas y los pies.

Por ello estudiando acupuntura Coreana se aprende a tratar usando menos puntos, más efectivos, y los síntomas remiten más rápido.

En las prácticas de medicina China se ponen muchas más agujas, personalmente observé una evolución más lenta en los pacientes. También se usan más recetas de puntos, es decir, se pone la atención en las enfermedades, mientras que en la acupuntura Coreana se trata más el desequilibrio propio de cada persona, diferente cada una de la otra.

Por el motivo anterior, otra de las diferencias importantes es la manera de entender las diferencias entre cada persona. La medicina China también observa si una persona es más yang o mas yin, mas caliente o mas fría, mas robusta o más frágil, pero la medicina Coreana es mas específica todavía y diferencia a las personas en Ocho subtipos o en Cuatro tipos de constitución, que son fijas toda la vida desde el nacimiento y que no cambian nunca. De esta manera permite saber qué alimentos benefician a cada persona, cuáles le son desfavorables, así como otros hábitos de la vida diaria.

 

Por ejemplo, estudiando medicina China nos enseñaban que es mejor tomar una alimentación tibia, que tienda a calentar ligeramente el organismo, buscando más alimentos de energía neutra. En la medicina Coreana se aprende que para equilibrar el organismo, los alimentos y sustancias que tengan una naturaleza opuesta a la que posee una persona le beneficiaran porque le acercarán más al punto neutro y los que sean de su misma naturaleza le incrementaran el desequilibrio, así por ejemplo, si una persona de constitución de calor, toma alimentos tibios o calientes, no tenderá al equilibrio sino que calentará más aún su organismo, siendo preferible una alimentación más fresca.

Otra de las diferencias, es que en la acupuntura Coreana se practica mucho más la toma del pulso y se le da más importancia. En la acupuntura China además se estudia el diagnóstico por la lengua, para interpretar por el sistema de síndromes, mientras que la acupuntura Coreana no usa los síndromes si no el exceso o la deficiencia de sangre y energía de cada parte del organismo.

En las prácticas de la escuela de medicina Coreana siempre se mira el pulso antes y después de aplicar las agujas para comprobar si éste ha cambiado, si se ha equilibrado, cosa que no se hace en las prácticas de acupuntura China. La acupuntura Coreana profundiza mucho en el diagnóstico por los pulsos, lo que permite un tratamiento mucho más eficaz, y los síntomas remiten más rápido.

Sergio Cordón Delgado, Acupuntor

Graduado en Medicina Tradicional China. Escuela CENAC. Barcelona.

Curso de Acupuntura zonal para el dolor.

Curso de Masaje Chino TuiNa y fitoterapia China. Escuela IFP sanitaria Roger de LLuria. BCN.

Estudios de Acupuntura Coreana. Escuela de Acupuntura y Manopuntura Coreana. Barcelona.

Curso de Manopuntura Coreana.

Curso de Pulsología.

Miembro de A.C.A.M. Asociación Catalana de Acupuntura y Manopuntura.

ESCUELA DE ACUPUNTURA

Y MANOPUNTURA COREANA

 

C/ Enric Granados 89

08008 Barcelona

 

93 453 97 21 

671 780 149 

 

info@escuelaacupuntura.com 

 

Síguenos:

 

  • Negro del icono de Instagram
  • Negro Facebook Icono
  • Negro del icono de YouTube

ⓒ 2020 ESCUELA DE ACUPUNTURA Y MANOPUNTURA COREANA

All rights reserved.